miércoles, 16 de noviembre de 2011

Tailandia - Día 14 - Ko Phangan Norte



Sábado 6 de agosto de 2011

Gastos:
Alojamiento: 384 THB (9,60 €)
Alimentación (Desayuno/Comida/Cena): 291,80 THB (7,29 €)
Bebidas (Aguas/Refrescos/Cervezas/Copas): 263 THB (6,57 €)
Internet: 40 THB (1 €)
Alquiler motos: 150 THB (cada una) (3,75 €)
Lavandería: 60 THB (1,50 €)
Compras varias: (Camiseta/Collares): 200 THB (5 €)

Total: 1.388,80 THB (34,71 €)

Me encanta esta isla!!
Traía un concepto muy equivocado de ella, ya que aquí es donde se hacen las fiestas de la luna (en un principio sólo se hacían una vez al mes, con la luna llena, la "full moon party", pero como vieron que empezó a tener mucho éxito hicieron también la de la luna nueva, y la de la media luna "half moon party", total que hacen macrofiesta cada semana) y yo pensé que estaba todo muy masificado, y muy destinado al turista, tipo Lloret de Mar....y nada más lejos de la realidad. Hoy hemos ido a recorrernos la parte norte de la isla y las sensaciones han sido estupendas.


Pero antes de nada quiero hablar de lo que nos pasó anoche.
Fuimos a cenar al pueblo, a una zona que es una especie de mercado, donde tú compras lo que te quieras comer, y te sientas en un espacio de mesas común a todos los chiringuitos que allí venden...Entre puestos y puestos de Thai Food vimos una especie de hamburguesería, y allí que nos fuimos. La verdad es que nos (me) apetecía comer patatas fritas y hamburguesa de lo que fuera....Nos sirvió una chica muy guapa, que atendía junto con un lady boy, pero muy jóvenes las dos. Mientras cenamos intercambiamos alguna mirada, y estuvimos hablando entre nosotros de ella.
Un sudafricano que servía copas en el hotel nos recomendó un bar para tomar algo después de cenar. Así que, cuando acabamos, nos fuimos para allí. La verdad es que el bar estaba algo lejos, pero nosotros, como buenos catalanes (al vasco todo le parecía bien...) nos fuimos xino-xano, caminando...Incluso nos perdimos y todo, y dimos varias vueltas para llegar al bar. Por el camino nos encontramos varios "lady bars" donde las chiquillas salían a nuestro paso, nos abordaban "a grito pelao" e intentaban que por todos los medios entráramos en sus bares (menos mal que ya veníamos con la lección aprendida de Ao Nang)
Cuando llegamos al bar, había un ambientazo espectacular. Estaba llenísimo de gente, un tío gordo nos cogió a los cinco, nos sentó en una mesa, trajo cinco vasos de chupito, una botella de una especie de whisky o ron o yo que sé, fuerte fuerte....y nos obligó a que nos lo bebiéramos de un trago. Dedujimos que era el jefe. Empezamos bien la noche....

Pues bien, resulta que la chica de la hamburguesería también estaba allí. Iba un poco perjudicada por los efectos del alcohol, se nos acercó y se nos presentó (no recuerdo su nombre) de esa manera tan graciosa que tienen estos tailandeses, con las manos juntas y los dedos apuntando al cielo, como si estuvieran rezando. Nosotros estuvimos echándonos unas risas, unas cervezas, fenomenal. De repente, viene la chica y se nos pone a hablar. Nuestro amigo euskaldun, que sabe lo mismo de inglés que yo de euskera, empezó a decirle a la chica a todo que sí (vete tú a saber lo que le dijo). Luego, se pone a hablar conmigo. Entre que mi "listening" es justito, que la música estaba a todo volumen, que el acento tailandés tiene tela, y que la chica estaba algo ebria...tampoco pude pillar mucho de lo que decía. Sólo sé que se enfadó conmigo, y empezó a decir cosas tales como que los extranjeros sólo veníamos a "boom boom" (sinónimo de fornicar), que ella estaba harta, etc etc. Dani luego nos confirmó que sí, que más o menos venía a decir eso.....

La chica estaba indignada. Indignada con los extranjeros que venían a hacer turismo sexual a la isla, indignada con el negocio de la prostitución, indignada con las chicas que no se hacían valer y se iban con cualquier viejo, indignada, en definitiva, con su sociedad, con la sociedad tailandesa que había permitido y asimilado esta práctica como algo normal, habitual, típico....como un reclamo turístico. Me impactó

Esta mañana hemos alquilado tres motos para los cinco. Toda una aventura. Yo no he llevado moto en mi vida y Dani tampoco...Menos mal que Luis, David y Fran sí que lo han hecho, y así nos hemos distribuido. Fran sólo,  Dani de paquete con David y yo de paquete con Luis (vaya temerario está hecho el "salao")

Y hemos tirado para el Norte. Espectacular. Playas alucinantes, casi desiertas y nada explotadas. Con decir que una coca cola de lata en el chiringuito de la playa más famosa de la isla me ha costado 25 ThB !!!!! (0,62€)













Mientras estábamos comiendo, ha sucedido lo que todos nos temíamos hace días....Los banana shakes ingeridos por Luis, han decidido salir, como no podía ser de otra forma...Jejejejeje.....pobre, se nos ha puesto malísimo. Así que nos hemos vuelto al hotel, a descansar, un bañito en la piscina, y ahora dentro de un rato saldremos a cenar, y a ver dónde plantamos el cebollino esta noche....Qué vida ésta....



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada