jueves, 20 de octubre de 2011

Tailandia - Día 12 - El día (o la noche) que nos abrieron los ojos...


Jueves 4 de agosto de 2011

Gastos:
Alojamiento: Mirar día 11
Alimentación (Desayuno/Comida/Cena): 336,60 THB (8,41 €)
Bebidas (Aguas/Refrescos/Cervezas/Copas): 624 THB (15,60 €)
Internet: 34 THB (0,85 €)
Tarjeta de teléfono: 300 THB (7,50 €)
Varios: (Bote para los músicos de un bar): 100 THB (2,50 €)

Total: 1394,60 THB (34,86 €)

Autobús de Krabi Town a Surat Thani, para luego coger allí el barco a Ko Pha Ngan o Ko Phan Gan (yo que sé, lo escriben de varias maneras...qué raros son) (Viernes día 5)
Ayer no escribí. Al ser cinco personas es muy difícil encontrar momentos de soledad para plasmar sensaciones, sentimientos.....Ahora que están todos durmiendo tengo un ratito para poder relajarme y escribir. Espero que en estos días de islas pueda disfrutar del silencio, me apetece y mucho....


Ayer tuvimos un día de los más aprovechados (como casi todos los que estamos teniendo hasta ahora). Por la mañana prontito, nos vinieron a buscar en furgoneta para llevarnos al barco donde haríamos la excursión por las Phi Phi Islands. La noche anterior fue malísima...Dormimos (o al menos lo intentamos) Fran, Luis y yo en la misma habitación. No había aire acondicionado y ni con el ventilador a tope aquello hacía aire suficiente para saciarnos....además que al estar ya en la costa hay si cabe más humedad (es posible??) y si encima añadimos a la juerga, que mis compañeros de habitación pierden los nervios fácilmente....vaya nochecita....Fran con el colchón paseando por los pasillos del hotel, buscando la corriente, Luis con los suspiritos de la muerte (vamos a ver amigo, si tú no puedes dormir, trata de no hacer aspavientos ni armar jaleo, que bastante tenemos el resto con tener que soportar esos altos porcentajes de humedad), y yo que cuando no puedo dormirme no hago más que moverme....vaya espectáculo.
Así que cuando nos recogió el de la furgoneta estábamos medio muertos. Para colmo (ya no sé por qué me indigno por estas cosas), y como de costumbre, nos hicieron esperar en todos los sitios donde parábamos....
Una vez en el barco, a embadurnarnos bien de crema (que hacía un sol de justicia) y a disfrutar del paisaje.


La verdad es que la excursión estuvo genial. Lo único que no me gustó es que íbamos con una especie de lancha, para 25 o 30 personas, pegando botes por el mar, poco acorde con el formidable paisaje. Se veían barquitas típicas tailandesas, donde caben ocho o diez personas, que iban a velocidad lenta, con el ruido del motor antiguo (po po po po)....ésas eran las auténticas...


Nosotros íbamos un poco como van los japoneses cuando vienen a Barcelona, en un autocar a toda leche, parada de media hora, fotos y....al ataque.
Pero bueno, por otro lado también hemos visto de un plumazo todo el conjunto de las Phi Phi Islands, que no son pocas...Hicimos buceo con tubo y gafas (snorkel), vimos la monkey beach, sin acercarnos mucho a la orilla, porque al parecer esos monos son agresivos y se te jalan toda la comida que llevas, nos bañamos en playas verdaderamente espectaculares (aunque muy poco cuidadas, desde el punto de vista ecológico, llenas de mierda que "dejamos" los turistas, masificadas por momentos, desiertas cuando marchan todos los bus-lanchas...) y sobretodo nos pusimos morenitos, morenitos, jejejeje....Todos en la.....parte de adelante de la lancha (no sé si es la popa o la proa), tomando el sol, disfrutando del espléndido día....Todos menos uno....el amigo Luis al que, al parecer, no le gusta mucho el sol.



















Después de la visita a todas las islas (incluída la famosa isla donde Leonardo Di Caprio grabó la película La playa, bla bla bla bla bla bla...), a comer a otra isla, y de allí para casa.

Ayer estábamos en otro hotel, en otra ciudad cercana a Krabi Town, Ao Nang, donde nos dijeron que había más ambiente para salir un rato, y la verdad es que así fue, un sitio más turístico.
Después de ducharnos e instalarnos (en bungalows, esta vez sí con aire acondicionado), nos fuimos a tomar algo y dar una vuelta por la ciudad. La verdad es que teníamos mucha sed. Mientras nosotros todavía estábamos medio-sentándonos en la terraza y echándole un ojo a la carta, Luis ya pidió....Un banana shake!
Total, que el camarero le trae el banana shake y mientrastanto nosotros pedimos. Cuando a nosotros nos traen nuestros zumos, el tio tenía tanta sed que ya se había bebido su banana shake y le dice al camarero, another, another....Dos batidos de plátano en menos de diez minutos, jejeje.
Pues no contento con eso, nos fuimos a cenar, y después de la cena pasamos por una zona de bares musicales. Nos sentamos, pedimos nuestros combinados, cervezas, etc y él se pide.....adivina...un banana shake!!!. 
Allí conocimos (bueno, más bien nos abordaron) a unas chicas tailandesas muy jovencitas, que se sentaron a hablar con nosotros, tomarse algo, unas risas y se fueron....raro, raro, raro...Pero tampoco es del todo de extrañar porque, en la gran mayoría de bares que habíamos ido hasta ahora, cuando nos sentábamos a tomar algo, siempre había alrededor chicas tailandesas sonriéndonos, cuchicheando entre ellas, etc.....Y nosotros pensando que los occidentales ligábamos mucho por estas tierras...Nada más lejos de la realidad.
El caso es que, salimos del bar (donde había un grupo haciendo versiones rockeras, buenísimas por cierto, y además a petición nuestra, gun's and roses, metallica, Santana, etc), y nos fuimos a la planta de arriba, donde había como más ambiente, más música tipo discoteca. Llegamos arriba, y también había más chicas.....y todas peleándose entre ellas porque entráramos en su bar...madre mía que miedo..Entramos en uno de los bares, se nos acerca una con un vestido algo cortito y nos dice así, sin más, que si queremos irnos con ella a una habitación que tienen en la parte de detrás del bar, por no sé, creo que dijo 1.300 THB.....La verdad es que nos quedamos algo parados, era la primera vez en todo el viaje que nos ofrecían sexo, así, tan tranquilamente, en un bar cualquiera. Declinamos la oferta y seguimos a lo nuestro, con unos bailes, unas risas....me acerco a la barra a pedir, y se me acerca otra chica, muy maja ella, con un vestido bastante más recatada, me hace el saludo típico de aquí (las palmas de las manos juntas, hacia arriba) y se pone a hablar conmigo. Me dice si le puedo invitar a una copa, y que es su primer día.....Su primer día???? De qué???? Otra prostituta! Evidentemente, también me ofrece la posibilidad de irnos a la habitación que nos había dicho la de antes.....Definitivamente, nos hemos metido en un puti club, pensamos. Salimos de allí, entramos al bar de enfrente, y más de lo mismo.....y el de al lado, y el otro, y el otro...

Conclusión: Llevamos 12 días en Tailandia y hasta el día de ayer no nos dimos cuenta que la mayoría de bares están llenos de prostitutas.....Y nosotros pensándonos que eran clientas como nosotros y que no parábamos de ligar, jajajaja

Frase del día: "Qué agradecidos que son estos chinitos" Autor: Luis, después de que volviéramos a pasar por el bar musical donde hacían música en directo, y el guitarrista saliera, en medio de la canción, invitándonos a entrar otra vez a seguir consumiendo....


PD: Luis se tomó otro Banana Shake en otro de los bares....Resultado total, 4 batidos de plátano en menos de 4 horas.....me da a mí que esto le va a pasar factura.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada